Ir al contenido principal

La precariedad laboral tiene rostro de mujer

Por Juana Gallego

Fuentes: https://tribunafeminista.org/

El riesgo de pobreza entre las mujeres es de un 21%, que se eleva a un 44,5% entre las que están en paro.

Este 1º de mayo, desde Feministas al Congreso hemos decidido crear una campaña titulada “Acabemos con los datos de la vergüenza”, con la que queremos poner de relieve las muchas desigualdades que continúan existiendo en nuestro país en todos los sectores económicos y profesionales. Ante la dejación que el gobierno – y especialmente su Ministerio de Igualdad –ha hecho de las políticas igualitarias, centrando su actividad en promocionar ideologías y colectivos ajenos a la Agenda Feminista, no podemos dejar pasar un día tan señalado como el día de los y las trabajadoras, para recordar que la igualdad es un horizonte que todavía queda muy lejos, pese a los cantos de sirena con los que se nos regalan los oídos.

Para empezar, desde el Partido Feministas al Congreso reclamamos una Ley Abolicionista del Sistema Prostitucional (LASP) porque la prostitución no es un trabajo. La prostitución es el primer sistema que crea desigualdad entre hombres y mujeres, al que se someten las mujeres como estrategia de supervivencia. Pero no podemos avalar que cualquier estrategia de supervivencia sea trabajo, de la misma manera que no se regularía la mendicidad, que también es una forma de ganarse la vida. Lo que hace falta es crear las condiciones sociales para que ninguna mujer tenga que recurrir a exponerse en una rotonda, ser enviada de club en club como si de mercancía se tratase y a dejarse violentar por cualquier hombre que esté dispuesto a pagar.

Caso de aprobarse la denominada “ley trans”, lejos de resolver los problemas de las personas que por las razones que sean sienten malestar con su cuerpo, establece la universalización del cambio de sexo, al que podría acceder cualquier ciudadano o ciudadana sin más requisito que su mera voluntad. Tal y como está redactado el anteproyecto de ley tiene efectos perniciosos en numerosos colectivos profesionales, como el de la psicología, el sanitario, el docente, el deportivo, entre otros, que ven comprometidos el ejercicio de sus derechos laborales bajo la amenaza de multas o retirada de licencia para ejercer.

Reclamamos que las “Kellys” se acojan al convenio colectivo de la hotelería, puesto que son personal estructuralmente imprescindible para el funcionamiento de dichos establecimientos. De la misma manera, denunciamos que las mujeres tienen una mayor precariedad laboral en todos los sectoreslaborales: el 60% de los contratos temporales y a tiempo parcial corresponden a mujeres. Las mujeres representan el 88,5% en el sector doméstico, uno de los sectores más opacos, más desprotegidos legalmente, y por cuya falta de transparencia en las condiciones de trabajo España ha sido denunciada reiteradamente por las instituciones europeas; las mujeres son el 78% en actividades sanitarias y de servicios sociales y el 66% en la educación, si bien en los niveles más bajos, ya que si ascendemos al nivel universitario se comprueba que el 41,2% son profesoras titulares, frente al 58,8 de varones, cifra que aún desciende más si se trata de cátedras, en las que el 69,2% corresponden a hombres y el 30,8% a mujeres. En todos los sectores las mujeres cobran entre un 20% y un 27% menos que los hombres (según los niveles), brecha que la pandemia no ha hecho más que agravar.

 Las mujeres se encargan mayoritariamente de los trabajos de cuidados y al trabajo reproductivo, que no tiene ningún tipo de reconocimiento económico. Esto tiene también repercusión en el momento de la jubilación, ya que dada la menor tasa de actividad de las mujeres también acceden a pensiones más bajas; concretamente las mujeres cobran un 31% menos que sus homólogos masculinos según los datos de Eurostat de 2019. Esto, unido a una mayor esperanza de vida de las mujeres las deja en una mayor vulnerabilidad económica, especialmente si viven solas y necesitan cuidados de larga duración.El riesgo de pobreza entre las mujeres es de un 21%, que se eleva a un 44,5% entre las que están en paro, según los datos del Instituto Nacional de Estadística de 2020.

 En definitiva, este Primero de Mayo Feministas al Congreso reclama que las demandas de las mujeres trabajadoras se sitúen en primera línea entre las reivindicaciones laborales, tras muchos años en que han sido relegadas o ninguneadas y exigimos a los sindicatos que las consideren su máxima prioridad.Porque no vamos a postergar nuestras reclamaciones. Queremos que se ataje la desigualdad aquí y ahora. E instamos al Ministerio de Igualdad a que se deje de veleidades identitarias y adopte las medidas necesarias para poner fin a estas cifras que deberían avergonzar al autodenominado “gobierno más progresista” de la historia de este país.

 

Fuente: https://tribunafeminista.org/2022/04/la-precariedad-laboral-tiene-rostro-de-mujer/

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

MAQUETA DE LA CÁRCEL FLOTANTE DE LA MARINA EN VALPARAÍSO DURANTE LA DICTADURA SERÁ ENTREGADA PRÓXIMAMENTE A LA COMUNIDAD PROYECTO LEBU

El “Proyecto Lebu” partió de una idea compartida al calor de un café a mediados del año pasado cuando se conversó sobre la posibilidad de realizar una maqueta de buque LEBU , embarcación convertida en “Cárcel Flotante” por la Marina en los primeros meses del golpe de Estado de 1973 en Valparaíso.  Como planteaba en una crónica anterior, para los porteños y las porteñas el barco “LEBU” simboliza - junto a otros recintos de la Armada de Chile, como por ejemplo el Cuartel Silva Palma, la Academia de Guerra y el Buque Escuela Esmeralda - el horror de la prisión política y tortura realizada en contra de los chilenos y chilenas acá en el Puerto.  Antonio Oyarzo, ex prisionero político, asumió la gestión de este Proyecto, convocando a un grupo de compañeras y compañeros que con su dedicación, esfuerzo y entusiasmo han permitido que después de un año de ardua labor, aún con todas las limitaciones y complicaciones asociadas a la emergencia sanitaria presente en nuestro país, el trabajo progra

PESCADORES ARTESANALES AGITAN LAS AGUAS DE LA PROTESTA POPULAR EN CALETA PORTALES

Fotografía facilitada por pescador artesanal Hoy miércoles 21 de julio, alrededor de las 08 de la mañana, los pescadores artesanales de Caleta Portales realizaron una acción directa de protesta instalando barricadas en Avenida España, cortando el tránsito vehicular entre Valparaíso y Viña del Mar por alrededor de 45 minutos, lo que provocó una importante congestión vehicular. Las Fuerzas Especiales de Carabineros fueron sorprendidas por esta acción relámpago y cuando llegaron al lugar para reprimir esta actividad, los pescadores decidieron no enfrentarse con ellas y se retiraron del lugar, ya que el objetivo planteado por ellos de hacer visible su malestar ante los porteños y porteñas se había cumplido perfectamente.  Las dificultades económicas y los problemas sociales que sufren los pescadores artesanales y sus familias han quedado dramáticamente al descubierto debido a la emergencia sanitaria en que nos encontramos, debido a que como consecuencia de las cuarentenas, las restricci

"Se Harà Justicia" libro escrito por Carlos Gajardo Pinto (ex fiscal) presentado en valparaìso

A un costado del palacio Baburizza,donde encuentra la libreria Manuel Rojas se presento el libro "Se Harà Justicia" escrito por Carlos Gajardo Pinto ex fiscal de la republica.El libro fue presentado por Christian Viera Alvarez y el autor Carlos Gajardo En este libro, donde, además de hacer un recorrido por la realidad jurídica en Chile durante la última década, revisa algunos de los casos que han puesto de manifiesto la crisis del sistema: Penta, SQM y Corpesca, entre otros, destacando la falta de condenas por ilícitos con las que solo algunos se han visto privilegiados. Carlos Gajardo Pinto  “Cuando ejercía como fiscal, era recurrente en reuniones de trabajo reflexionar sobre los niveles de confianza de la ciudadanía en el sistema judicial  y la manera de mejorarlos. Sin embargo, cada cierto tiempo escuchaba voces que le ponían paños fríos a esa inquietud, indicando que el sistema, por defecto, siempre dejaba insatisfechas a las personas, que el índice de resolución de delit